domingo, 3 de diciembre de 2006

Toni Morrison y el Currulao



Los Negros tenemos algo y me incluyo a pesar de lo “guacito” (white-cito). Ese algo es una cosa musical, ritmica: es la marea que se transmite geneticamente.
El primer libro que pregunte en la Libelula fue “Jazz” de Toni Morrison. En aquel entonces no se pudo conseguir y ahora no se como esta la situacion con Ediciones B. Pero lo importante es que llegue a esta maravillosa escritora negra. Su libros hablan del Negro de facciones fuertes, de manos grandes, de corazon percusionista y de voz ronca; aquella voz que se escucha en el blues de las plantaciones algodoneras. Un Negro pasional de movimientos cadenciosos como nuestros negros colombianos. La literatura de Toni Morrison esta llena de juegos palabrescos, donde el tiempo viene y va: como las olas del mar, con espiritus, demonios, rituales y un enorme respeto al viejo: “Todo Negro viejo es Tio y todo Negro joven sobrino”, dice la cancion del Tio Guachupecito. El respeto a las raices; al pasado como parte del presente.
En la Libelula se encuentra la novela Paraiso en la edicion Punto de Lectura de Alfaguara y en la biblioteca de la Universidad Nacional se encuentran: Sula, Beloved, Jazz y Ojos Azules en una bello formato de Ediciones B.

Rafael Muñoz Tamayo

No hay comentarios: