lunes, 16 de julio de 2007

Anthony Burgess



El 25 de febrero se cumplieron noventa años de su nacimiento en Manchester (murió el 22 de noviembre de 1993 en Londres). Un escritor impresionante en todos los aspectos: en 1960, cuando apenas había publicado un par de novelas, le diagnosticaron una enfermedad cerebral incurable. Según el pronóstico médico, le quedaba a lo sumo un año de vida. En su autobiografía (“Ya viviste lo tuyo”) escribe: “Lancé un suspiro y metí una hoja en la máquina de escribir. Más vale que empiece, me dije. Y así lo hice: como no había ninguna posibilidad de conseguir trabajo, con menos de un año de vida por delante, no tuve más remedio que meterme a escritor profesional”. Así que se convirtió en escritor con el ingenuo objetivo de dejarle a su esposa una fuente de ingresos luego de que él muriera. Pasó el año y nada que se moría. Pero ya estaba entrado en gastos, tenía los dedos entrenados y, para fortuna de la literatura universal y del idioma inglés, continuó escribiendo hasta el día de su muerte (su esposa murió antes). Una muestra de su sentido musical y su engolosinamiento con las palabras: “El cheloveco que estaba sentado a mi lado -había esos asientos largos, de felpa, pegados a las tres paredes- tenía una expresión perdida, con los glasos vidriosos y mascullando slovos, como “De las insípidas obras de Aristóteles, que producen ciclámenes, brotan elegantes formaniníferos”. Por supuesto, estaba en otro mundo, en órbita, yo sabía cómo era eso, porque lo había probado como todos los demás, pero en ese momento me puse a pensar, oh hermanos míos, que era una vesche bastante cobarde”. Políglota increíble, conocedor como nadie de las sutilezas del inglés, escribió una biografía especulativa de la vida amorosa de Shakespeare (“Nada como el sol”), que acaba de ser publicada en español por la editorial Península.


Pablo R. Arango

2 comentarios:

Valentina Castro dijo...

hola libelula libros me gustaria que publicaran un mail donde contactarlos gracias

Libélula libros dijo...

Valentina:
Gracias a su comentario hemos agregado nuestra dirección electrónica en la sección de "Datos personales" del blog. Sin embargo aquí la ponemos también: libelulalibros@gmail.com