sábado, 19 de julio de 2008

A la sombra de las hojas


A Patricia Lara le preguntaron: "¿Qué libro falta en su biblioteca?"; contestó: "Tantos…" (Cromos, 16 de mayo). Y no se trata de una muchacha.
Según Nabókov, Flaubert le escribió a Louise Colet: "Qué sabios seríamos si sólo conociéramos bien cinco o seis libros." (Curso de literatura europea, Bruguera 1983, página 25).
¿Qué pulsión nos hace entonces multiplicar el número de nuestros libros?
De memoria cito a Tagore: "No hay peor sed que la del que teme sufrirla teniendo el pozo lleno." Si a mano está el libro, ¿por qué con-sultamos catálogos? ¿Qué perseguimos en las reseñas de novedades? En vez de decir que nos faltan tantos libros deberíamos convenir en que nos sobran muchos.
***
Hace tiempo Martín Franco me preguntó: "¿sería usted tan amable de recomendarme la lectura de algún buen poeta?" Como estaba para salir el boletín número 41 donde men-taba entre mis libros preferidos: "…El poeta es un fingidor de Fernando Pessoa, selección y traducción de don Ángel Crespo (Espasa Calpe, 1982)", juzgué que quedaba respon-dido. Sinembargo el reencuentro de unos libritos magníficos, que conocí por Octavio Arbeláez, me recuerda a Valerio Magrelli. Aquí va una muestra:
Especialmente es en el llanto /que el alma manifiesta /su presencia /y por una secreta comprensión /transmuta en agua el dolor. /La primera gemación del espíritu / es por tanto la lágrima, /palabra transparente y lenta. / Según esta elemental alquimia / en verdad el pensamiento se substancia / co-mo una piedra o un brazo. /Y no hay turba-ción en el líquido, /sino sólo mineral /desconsuelo de la materia.
Lea a Magrelli, Franco: Ora serrata retinae, y Vetas y Naturalezas: en Visor. Ah, y los cua-dernillos estupendos de poesía (y de cuento: Felisberto Hernández, Katherine Anne Porter…) están en facsímile en: http://www.materialdelectura.unam.mx/ Ahí: e. e. cummings, T. S. Eliot y W. H. Auden. Boccato di cardinale.
José Fernando Calle
Libélula libros.

2 comentarios:

Pachá de Patrasso dijo...

Gracias por el link que me trae acá (Bienvenidos), y por el que recomiendan en la columna.

Camilo Jiménez dijo...

No conocía esa página "material de lectura", y se consiguen piezas que poco se ven en librerías y bibliotecas. Gracias.

Y qué bueno también que estén actualizando el blog más a menudo. Se les busca, se les lee. Un abrazo.