martes, 10 de noviembre de 2009

Un encuentro

Me encontré Un encuentro de Milan Kundera, por acaso: un libro que es como una conversación con un viejo amigo, aquí en la mesa del porche de Libélula: pongamos con Hernando Yepes Arcila, uno sabe que va a tratar de lo mismo, lo más bueno: nada de método, pura gracia.
Busqué, averigüé, casi: perseguí el libro de ensayos literarios de Coetzee; ni su título: Mecanismos internos me disuadió de conseguirlo. Ligero me desengañé: parece un libro de curso de un profesor de literatura competente, pero aburrido; fechas, libros: mero orden, pura desgracia.

José Fernando Calle T.—Libélula libros

1 comentario:

Jose F dijo...

Pocos días después ocurrió el encuentro con Yepes Arcila: fue adentro, debía hacer frío en el porche. Pablo Felipe le habló de Roma sin Papa de Guido Morselli y de ahí derivamos en Quevedo:
Buscas en Roma a Roma ¡oh peregrino! (...)
Y luego hablamos de Kusniewicz etcetera. Tal cual escribí: pura gracia. Pura delicia.