martes, 20 de enero de 2015

Los libros de 2014: 8. "Pensamientos despeinados"


Stanisław Jerzy Lec. Pre-Textos.
Traducción de Elzbieta Bortkiewicz y Abraham Gragera.

Cuando los vivos convirtieron a Varsovia en un cementerio y resucitar a los muertos era más fácil que despertar a los sobrevivientes, Lec dejó a un lado la poesía y la escondió en sus aforismos, esas “naderías” –así los llamaba– que terminaron siendo la conciencia de muchos. Desmelenados según Monterroso, los aforismos de este libro son crueles por honestos; y hablan de los emigrados, de los que tienen miedo, de los que ríen porque qué otro remedio. Que la carcajada sirva para evitar oír los quejidos detrás de las paredes, que resuenan peor por las noches. Bernhard escribió que “Lec decía siempre la verdad”, este aforismo es una de tantas corroboraciones: “Pobre tierra nuestra, con todas nuestras sombras sobre sí”.

No hay comentarios: