lunes, 19 de enero de 2015

Una soledad demasiado ruidosa


Bohumil Hrabal, Galaxia Gutenberg. Trad. Monika Zgustova.

Hanta ama su trabajo; seleccionar con cuidado los libros de la siguiente obra. Una máquina prensa es su pincel. La máquina tritura el papel tracatrac, y los retazos se entrelazan en una masa compacta en cuyo corazón mutilado, Hanta imagina un mausoleo de ideas; de Nietzsche, Hegel, Goethe, Kant,…

Hanta camina solitario por las calles de Praga, el licor hace lento su andar. En la cava subterránea lo espera su adorada máquina y ocasionalmente una gitana ángel le regala una flor.

El sueño de Hanta es jubilarse y traer consigo su máquina mágica y continuar creando atados de papel a la vieja usanza y no como esos jóvenes de la nueva fábrica que utilizan un gran aparato hidráulico que hace el trabajo de veinte maquinas como la de Hanta.

El tiempo toma un curso totalitario, ya no es el tiempo del viejo Hanta y su vieja máquina.

Rafael Muñoz Tamayo
Libélula Libros

No hay comentarios: